G7 acuerda impuesto global mínimo; la tasa 15% podría no funcionar

Crítica a la postura que el G7 está tomando.

Fiscalia - C.I.F.

Publicación institucional de Fiscalia, Centro de Información Fiscal.

Para conocer más sobre Fiscalia, visita esta dirección.

Herramientas

Escuchar este artículo:

Como ya ha sido comentado por Fiscalia, existe una iniciativa mundial liderada por Estados Unidos con miras a establecer un impuesto global mínimo a las empresas multinacionales. En estas publicaciones Fiscalia aborda el tema:

A mediados de abril de 2021, Janet Yellen, economista y secretaria del Tesoro de los Estados Unidos de América (EUA), llamó a la coordinación global alrededor de un impuesto corporativo mínimo mundial para detener la erosión fiscal internacional.

Este impuesto global, anunció Yellen, podría alcanzar hasta un 21% de tasa impositiva. Por su parte, los otros especialistas financieros del G20 no se habían pronunciado respecto a un número en específico, pero parecía que este gravamen sería cercano al porcentaje propuesto por la administración estadounidense.

Hacia finales de abril de 2021 ministros de finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los países del G20 acordaron que cooperarán por un sistema tributario más justo, moderno y sustentable. De esta forma, acordaron alcanzar soluciones en consenso con respecto a la agenda de imposición global antes de mediados de 2021, previendo una tasa de impuesto cercana a la anunciada por Yellen.

El 20 de mayo de 2021 el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos (EUA) anunció que se incentivará la adopción de este impuesto a una tasa del 15% y no del 21% como originalmente se había previsto.

El 5 de junio de 2021 se anuncia que el G7 acuerda establecer un impuesto mínimo mundial a empresas de 15%.

En una medida que podría recaudar cientos de miles de millones de dólares para ayudarles a hacer frente a las secuelas del Covid-19, el grupo de las siete grandes economías avanzadas acordó respaldar una tasa de impuestos mínima del 15% y que las empresas paguen más impuestos en los mercados donde venden bienes y servicios.

El acuerdo, que ha tardado años en gestarse, también promete poner fin a los impuestos nacionales a los servicios digitales aplicados por Gran Bretaña y otros países europeos que, según Estados Unidos, afectan injustamente a los gigantes tecnológicos estadounidenses.

Sin embargo, las medidas tendrán que encontrar primero un respaldo más amplio en una reunión del G20 ─que incluye varias economías emergentes─ que se celebrará el mes que viene en Venecia.

El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, cuyo país es posiblemente un gran perdedor con su tasa impositiva del 12.5%, dijo que cualquier acuerdo global también debía tener en cuenta a los países más pequeños.

El tipo impositivo mínimo global se aplicaría a las ganancias en el extranjero. Los gobiernos podrán seguir fijando la tasa de impuestos local que deseen, pero si las empresas pagan tipos más bajos en un país concreto, sus gobiernos de origen podrían 'completar' sus impuestos hasta el tipo mínimo, lo que elimina la ventaja de trasladar los beneficios.

Algunos economistas, como Joseph Stiglitz, han calificado este acuerdo como “histórico”, pero esta tasa como “inadecuada” para frenar la elusión fiscal, y proponen una tasa del 25%. Stiglitz resalta que el lenguaje utilizado es útil, al haberse referido a la tasa como “por lo menos” 15%. Francia pugna por una tasa superior al 15%.

El problema que este tipo de economistas prevén es que, al establecer una tasa baja, como del 15%, esa será la tasa “de facto” que las multinacionales pagarán, y esa es la razón por la que organizaciones como OXFAM expresan su preocupación que la tasa no es tan distinta a las tasas más bajas actualmente en el mundo.

Por otra parte, destaca Stiglitz, estos gobiernos olvidan que los impuestos pagados no equivalen a la tasa de impuestos oficial, pues si se toma el caso de Google, ubicada en Irlanda que tiene una tasa oficial de 12.5%, se tiene que esta empresa oficialmente paga una fracción del 1%.

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.