Aumentos graduales en cuotas de CyV en 2023: Inoperables por error en la Ley

Los rangos salariales, al combinar SMG y UMA crean importante distorsión que debe ser corregida por el legislador.

Gerardo Campos Torres

Consultor fiscal en Leal Benavides y Cía. Investigador en Fiscalia.com.

Contador público y financiero por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey,

Herramientas

Escuchar este artículo:

En Fiscalia recientemente se publicó el artículo ¿Listo para los incrementos graduales de Cesantía y Vejez a partir de 2023?, en donde se traen a colación los aumentos de la cuota patronal en el ramo de Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (Cesantía) que iniciarán a partir de enero de 2023. Al respecto, derivado de un análisis detallado de esta reforma, se identifica una grave inconsistencia para el cálculo de la cuota patronal, que hace inoperable su implementación.

Esta inconsistencia se genera por un error en la conceptualización de la tabla de rangos de salarios, al mezclar el Salario Mínimo (SM) con la Unidad de Medida y Actualización (UMA). Su solución amerita una urgente reforma a la Ley del Seguro Social, con suficiente anticipación para que los patrones tengan oportunidad de realizar los ajustes a los sistemas de nóminas.

Antecedentes: determinar cuota patronal según el SBC
Actualmente, la Ley del Seguro Social (LSS) señala en su Artículo 168, fracción II, inciso a), la cuota que cubrirán los patrones en los ramos de Cesantía. Para determinar la cuota, la LSS proporciona la siguiente tabla:

Salario base de cotización del trabajador  Cuota patronal 
1.00 SM  3.15%
1.01 SM a 1.50 UMA*  4.20%
1.51 a 2.00 UMA  6.55%
2.01 a 2.50 UMA  7.96%
2.51 a 3.00 UMA  8.90%
3.01 a 3.50 UMA  9.57%
3.51 a 4.00 UMA  10.08%
4.01 UMA en adelante  11.88%


                SM = Salario Mínimo
                UMA = Unidad de Medida y Actualización

De lo anterior se infiere que la cuota patronal será aquella que corresponda según el salario base de cotización (SBC) del trabajador. No obstante, como se indica en la citada publicación, la cuota señalada en la LSS a la fecha es aplicable hasta el 2030. En su lugar, aplicará la tabla contenida en el Transitorio Segundo del “Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley del Seguro Social y de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro” publicado el 16 de diciembre de 2020. La tabla en cuestión es la siguiente:

Salario base de cotización  2023 2024 2025 2026 2027 2028 2029 2030
1.0 SM  3.15% 3.15% 3.15% 3.15% 3.15% 3.15% 3.15% 3.15%
1.01 SM a 1.50 UMA  3.28% 3.41% 3.54% 3.68% 3.81% 3.94% 4.07% 4.20%
1.51 a.2.00 UMA  3.58% 4.00% 4.43% 4.85% 5.28% 5.70% 6.13% 6.55%
2.01 a 2.50 UMA  3.75% 4.35% 4.95% 5.56% 6.16% 6.76% 7.36% 7.96%
2.51 a 3.00 UMA  3.87% 4.59% 5.31% 6.03% 6.75% 7.46% 8.18% 8.90%
3.01 a 3.50 UMA  3.95% 4.76% 5.56% 6.36% 7.16% 7.97% 8.77% 9.57%
3.51 a 4.00 UMA  4.02% 4.88% 5.75% 6.61% 7.48% 8.35% 9.21% 10.08%
4.01 UMA en adelante  4.24% 5.33% 6.42% 7.51% 8.60% 9.69% 10.78% 11.88%


Como se puede apreciar, para determinar la cuota patronal es esencial identificar el rango dentro del cual se posiciona el SBC del trabajador.

Estos rangos se estructuran inicialmente con “salario mínimo” en los primeros dos rangos, y con UMA los rangos restantes, y es precisamente esto lo que genera la inconsistencia que deriva en la inaplicabilidad de la tabla.Salario mínimo: no se define si usar el salario general o por zonas

Debe señalarse que no está definido en la normativa qué salario usar para efecto de determinar el primer y segundo rango. Esto permite llegar a dos distintas interpretaciones:

  • Únicamente usar el salario mínimo general
  • Usar el salario mínimo general o el salario de la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN)

En principio, lo correcto sería aplicar el salario que corresponda según la zona. De lo contrario, si solamente se aplicara el mínimo general, la cuota que los patrones establecidos en la ZLFN pagarían por un trabajador con SBC mínimo siempre será mayor que un patrón que no se encuentre en la ZLFN, afectando así al principio de equidad.

Problema: Salario mínimo considerablemente superior a UMA
Dicho lo anterior, la problemática principal de los rangos diseñados para calcular la cuota patronal consiste en que, a la fecha de publicación, el SM es considerablemente superior a la UMA, tal como se indica a continuación:

Indicador Equivalencia en pesos a agosto de 2022
SM General 172.87
UMA 96.22


Esto genera una inconsistencia en la operación requerida para seleccionar la cuota patronal, ya que se vuelve imposible, dentro de los primeros rubros, categorizar el SBC del trabajador. El problema se vuelve evidente cuando se inicia un análisis de los rangos señalados por la normativa en pesos corrientes y no en indicadores, tal como se indica a continuación, usando la tabla contenida en el Artículo 168 de la LSS:

Salario base de cotización del trabajador Cuota patronal
Rango en indicador Límite inferior Límite superior
1.0 SM* 172.87 3.15%
1.01 SM a 1.50 UMA  174.59 144.33 4.20%
1.51 a.2.00 UMA  145.29 192.44 6.55%
2.01 a 2.50 UMA  193.40 240.55 7.96%
2.51 a 3.00 UMA  241.51 288.66 8.90%
3.01 a 3.50 UMA  289.62 336.77 9.57%
3.51 a 4.00 UMA  337.73 384.88 10.08%
4.01 UMA en adelante  385.84 En adelante 11.88%


                *Para efectos del análisis, se usará el SM general, a menos que se indique lo contrario.

Nótese cómo en el segundo rango de 1.01 SM a 1.50 UMA, cuando se pasa a pesos, el límite inferior es mayor que el límite superior. Esto por el mismo motivo señalado previamente: el SM es, actualmente, superior a la UMA. Por ende, resulta complejo (si no es que imposible) determinar la cuota patronal para los trabajadores con SBC localizado en alguno de estos rangos.

Se advierte que los mismos rangos son usados para determinar la aportación gubernamental del Artículo 170 de la LSS, presentando así el mismo problema.

Otras dificultades: SBC que no están incluidos en ningún rango
Aunado a lo anterior, derivado del diseño de los rangos, existen SBC que pueden quedar sin una cuota patronal asignada, ya que estrictamente no podrían señalarse dentro de ningún rango.

Tómese, por ejemplo, un SBC de 193.20 pesos por el cual se intenta determinar la cuota patronal. En ese caso, no puede incluirse en el rango de “1.51 a.2.00 UMA”, ya que es mayor que el límite superior; no obstante, tampoco puede ingresare en el rango de “2.01 a 2.50 UMA”, ya que sería menor que el límite inferior. Por lo tanto, formalmente se podría concluir que no hay forma de determinar la cuota patronal de un SBC que se encuentre en esta situación.

En ese sentido, no está definido el proceder para determinar la cuota patronal. Una interpretación sería aplicar la cuota que corresponda al rango superado por el SBC. Otra interpretación sería tomar la cuota del rango inmediato siguiente, aunque el SBC no supere el límite inferior del citado rango. Debe señalarse que ambas posturas son igualmente válidas derivado de que no hay una precisión en la normativa.

Independientemente de la postura tomada, esto no exime de tener que lidiar con un diseño legislativo poco óptimo.

¿Por qué no utilizar el salario mínimo en todos los rangos?
El problema anterior necesariamente lleva a cuestionar por qué se utiliza la UMA y no el SM en todos los rangos.

Las autoridades han adoptado una postura equivocada de que el SM no puede utilizarse como referencia o como índice prácticamente para ningún caso; sin embargo, si bien la Constitución prohíbe su uso como índice, unidad, base, medida o referencia, dicha prohibición es única y exclusivamente para aquellos casos en que se utilice para fines ajenos a su naturaleza. Así lo establece el propio Artículo 123, en su fracción VI:

VI. Los salarios mínimos que deberán disfrutar los trabajadores serán generales o profesionales. Los primeros regirán en las áreas geográficas que se determinen; los segundos se aplicarán en ramas determinadas de la actividad económica o en profesiones, oficios o trabajos especiales. El salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza.

La situación aquí analizada, en la que se están determinando las cuotas para la pensión de un trabajador, es un claro ejemplo en que el uso del SM como índice o referencia es, precisamente, para fines propios de su naturaleza, por lo que es estaría respetando el mandato constitucional.

Problema mayor si se considera salario ZLFN
La problemática descrita se acrecienta si se considera el ZLFN. En esos casos, el límite inferior del segundo rango es incluso superior que el límite inferior del quinto rango “2.51 a 3.00 UMA”.

Salario base de cotización del trabajador Cuota patronal
Rango en indicador Límite inferior Límite superior
1.0 SMZLFN 260.34 3.15%
1.01 SMZLFN a 1.50 UMA  262.94 144.33 4.20%
1.51 a.2.00 UMA  145.29 192.44 6.55%
2.01 a 2.50 UMA  193.40 240.55 7.96%
2.51 a 3.00 UMA  241.51 288.66 8.90%
3.01 a 3.50 UMA  289.62 336.77 9.57%
3.51 a 4.00 UMA  337.73 384.88 10.08%
4.01 UMA en adelante  385.84 En adelante 11.88%


Asimismo, al considerar que se debe usar el SM de la zona que corresponda, el problema citado previamente se presenta también en la determinación de la pensión garantizada. En ese caso, los rangos son los siguientes:

Rangos, usando indicadores Rangos usando el SM general Rangos usando el SM ZLFN
Límite inferior Límite superior Límite inferior Límite superior Límite inferior Límite superior
1 SM 1.99 UMA 172.87 191.47 260.34 191.47
2 UMA 2.99 UMA 192.44 287.69 192.44 287.69
3 UMA 3.99 UMA 288.66 383.91 288.66 383.91
4 UMA 4.99 UMA 384.88 480.13 384.88 480.13
5 UMA En adelante 481.10 En adelante 481.10 En adelante


Nótese cómo usando el SM de la ZLFN se vuelve igual determinar la pensión garantizada que corresponda a cada persona. Vale advertir que estos cambios ya se encuentran en vigor, por lo cual sería necesario conocer qué criterio toma la autoridad para determinar la pensión garantizada.

¿Se pudo predecir la situación desde 2020?
En efecto, a diciembre de 2020, mes en que fue publicado el Decreto relacionado, los rangos señalados mantenían los siguientes valores en pesos:

Salario base de cotización del trabajador Cuota patronal
Rango en indicador Límite inferior,
datos a diciembre de 2020
Límite superior,
datos a diciembre de 2020
1.0 SM  123.22 3.15%
1.01 SM a 1.50 UMA  124.45 130.32 4.20%
1.51 a.2.00 UMA  131.18 173.76 6.55%
2.01 a 2.50 UMA  174.62 217.20 7.96%
2.51 a 3.00 UMA  218.06 260.64 8.90%
3.01 a 3.50 UMA  261.50 304.08 9.57%
3.51 a 4.00 UMA  304.94 347.52 10.08%
4.01 UMA en adelante  348.38 En adelante 11.88%


Nótese que a diciembre de 2020 el problema no se había presentado, por lo que ni el legislador ni la autoridad identificaron prontamente esta situación. En efecto, la problemática tampoco se presentaba en 2021, sino se presenta hasta el año vigente.

Lo que sí resultaba evidente desde diciembre de 2020, es la equivocada progresión destacada anteriormente, en la que entre los límites superiores y los límites inferiores del siguiente rango, existe una diferencia que provoca que haya cantidades que no se ubiquen en ningún rango.

Por su parte, tratándose del cálculo de la pensión garantizada, la problemática se presenta desde el momento en que el decreto es publicado. Usando equivalencias del 2020, la tabla contenida en el Artículo 170 presentaría las siguientes equivalencias:

Rangos, usando indicadores Rangos usando el SM ZLFN de diciembre de 2020 y la UMA de diciembre de 2020
Límite inferior Límite superior Límite inferior Límite superior
1 SM 1.99 UMA 185.56 172.89
2 UMA 2.99 UMA 173.76 259.77
3 UMA 3.99 UMA 260.64 346.65
4 UMA 4.99 UMA 347.52 433.53
5 UMA En adelante 434.4 En adelante


Por lo anterior, no puede sino concluirse que el legislador no identificó estas particularidades técnicas, o que de fondo no se contempla el uso del SM de la ZLFN. De ser el último caso, se actualizan las fallas al principio de proporcionalidad evaluadas previamente.

Urge acción legislativa
Por desgracia, dentro de la normativa relacionada no se contempla ninguna acción en caso de que el SM sea superior a la UMA. Esto porque en el momento en que fue diseñada la reforma al sistema de pensiones, la UMA era superior al SM.

Es requerido que el legislador atienda la problemática a fin de evitar que exista una incertidumbre en la forma en que los patrones determinan la cuota que corresponda pagar por cada uno de sus trabajadores. Estos cambios pueden presentarse durante septiembre que es cuando se propondrán reformas adicionales en materia laboral.

Como ya se ha sugerido en apartados anteriores, la solución a estar problemática es que los rangos se definan con base en salarios mínimos y no en UMA.

 

Acceso libre expirado

¡Lo sentimos! El período de acceso libre a la lectura de esta publicación ha terminado. Te invitamos a que te suscribas a Fiscalia y no te quedes sin acceso a esta útil información.